Historia

 

La Granja Hípica Soto del Grillo se encuentra situada a tan solo quince minutos del centro de Madrid, dentro del paraje que su propio nombre indica, en pleno corazón del Parque Regional del Sureste, en los terrenos que sirven como nexo de unión a las localidades de Velilla de San Antonio y Rivas Vaciamadrid, perteneciendo al término municipal de ésta última las casi diez hectáreas que conforman el paisaje de nuestras instalaciones.

 

El Soto del Grillo es un remanso de paz que se extiende bajo la sombra vigilante de los cortados del Piul, junto al cauce del río Jarama en su lento viaje en busca del Tajo, elementos que dotan a éste conjunto de tierras de una gran diversidad de especies acuáticas y de ribera propia de estos ecosistemas; siendo debidamente condimentadas con la presencia de especies rupícolas que han hecho de los cortados su hogar (búho real, halcón peregrino, milano negro…), dotando al paisaje de una gran riqueza en lo que a flora y fauna se refiere.​

 

Una inmensa extensión de terreno, tradicionalmente utilizada para labores agrícolas, que desde hace cinco años la familia González-López viene transformando en una instalación con todos los requisitos necesarios a nivel legal para la cría, comercialización, práctica y desarrollo de terapias ecuestres, con la sana intención de acercar el mundo de la hípica y la naturaleza a todo aquel que éste interesado en disfrutar de la mejor manera posible de su tiempo libre desde una perspectiva de ocio familiar.

 

Es en el corazón de éste marco incomparable donde se desarrollaran nuestro conjunto de actividades pensadas para toda la familia, siempre dirigidas por un claustro de profesionales debidamente acreditados que han hecho de su vocación docente un medio de vida con el objetivo de que nuestros usuarios disfruten al máximo en cada una de sus visitas.

© 2015 Granja Hípica Soto del Grillo Diseñado por Nimoy Design